Sorprendidos por el sexo

Sorprendidos por el sexo

En estos días, en el segundo ciclo de la ESO, estamos analizando determinadas portadas de revistas y anuncios o carteles publicitarios y estamos sorprendidos por el sexo que se entrevé en el mundo publicitario.

Le hemos dado un toque especial: simplemente hemos hecho hincapié en que sean sexistas, traten a la mujer como objeto o tengan un claro reclame sexual para la compra de algo. Tras eso, vendrá un trabajo posterior del que os hablaré en otra ocasión.

De momento, el alumnado está súper sorprendido de las barbaridades que se están encontrando.

Por eso se hace necesario que el acceso a internet de nuestros menores sea acompañado, al menos, hasta que sean lo suficientemente responsables.

Si sigues mi blog, sabrás que algunos temas recurrentes, en el marco de la educación, son la mujer (in)visible en la sociedad, ya sea a través del cine o de la literatura; la violencia de género, su prevención, su constatación (lamentablemente); la supremacía del hombre,  la violencia y/o agresividad en general…

Hoy, concreto un poco más en el tema del uso de la mujer como moneda de cambio para la compra venta de cualquier producto y su relación con las connotaciones sexuales.

En una edad tan compleja como pueden ser desde los 15 hasta los 18, trabajar con plena conciencia un tema así, es vital para ellos. Que las chicas se asqueen o sorprendan o hasta les dé un escalofrío, es normal, al fin y al cabo, este tipo de trabajo les afecta directamente. Sin embargo, que ellos también se sorprendan por las connotaciones sexuales más o menos directas, por la cosificación de la mujer… creo que es un pasito que hemos ganado.

Lo primero es superar la primera fase de las risas y de «pues la verdad que esta tía está buena».

las mejores delanteras

Para ello no hay nada como un buen comentario del tipo:

«Sí que está buena, ¿eh?

Ahora piensa en tu hermana y en tu madre y que ellas salen en alguna foto que circula por las redes y que otros babosos como tú las miran.»

Inmediatamente se les corta el rollo.

Una vez superada esa fase, entramos de lleno en la búsqueda de portadas de revistas (que no incluyan sexo explícito, evidentemente, sino que sean revistas semanales, suplementos de periódicos…) o carteles publicitarios.

De lo que más encuentran, sin lugar a dudas, es de revistas deportivas y de publicidad en general.

autolavado

Si con el frío se te achican

 

Con este trabajo, entre otras aspectos, estamos consiguiendo varias metas:

  1. Educar en la sensibilidad, la atención y el respeto en el mundo de la publicidad y de la imagen en genral, antes de que un pin o un puk nos bloquee la opción de trabajarlo.
  2. Leer entre líneas (sobre todo con algunos carteles…)
  3. Desarrollar el pensamiento crítico tan fundamental y tan perdido en esta sociedad donde la imagen y el vídeo pueden suponer un tsunami de gran envergadura.
  4. Desmitificar la cosificación de la mujer como esclava sexual, objeto o posesión sobre la que actuar al antojo del hombre.
  5. Trabajar la idea de que no todo vale, ni siquiera en broma. Hay unos límites que no deben sobrepasarse nunca.
  6. Las diferencias entre un lenguaje denotativo y connotativo y que se incluye en nuestra programación autonómica.

Por supuesto, son más logros los que conseguimos con esta tarea, como trabajar en equipo, desarrollar la creatividad (sobre todo, con la segunda parte del trabajo que os contaré en otra ocasión), aguzar los sentidos en general…

 

Sin embargo, mi aspecto favorito, como siempre, es el de despertar el pensamiento crítico. Que no nos traguemos todo lo que nos dan. Vivimos tan deprisa que nos la cuelan por todas partes. Si no ponemos atención, sosiego, sentido crítico y algo de sentido común, nos las seguirán colando.

Yo mismo se la podría estar colando a mi alumnado, sin embargo, de momento, soy consciente de mi status de influencer en mi día a día, y sólo trabajo en pos de la humanidad, de unos valores que creo son necesarios volver a recordar, a refresacar o a sacar a la luz, porque, como digo, últimamente, entre adoslecentes, esto se nos va de las manos. Y en mi centro, que ya sabéis que es peculiar y desfavorecido, más aún.

Sigo pensando y seguiré pensando que es necesario activar la crítica de forma constructiva en nuestras vidas. De otro modo, nos engañarán y seremos pasto de los tiburones.

un año calentando el ambiente

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *