Programa de Refuerzo Estival

Programa de Refuerzo Estival

Hoy voy a hablaros del Programa de Refuerzo Educativo Estival, que ya el pasado año fue un fracaso. A ver cómo va en este curso…

Empecé a escribire esto hace ya muchas semanas… pero el estrés me llevó al abandono y lo recupero hoy por aquí.

 

Y es recibí una carta de la dirección general de blablablá de la consejería de educación de la junta.

Vamos a ver, no he visto nunca tanta falacia en una misma hoja.

De normal, a la administración le importan no voy a decir el qué muchos de nuestros alumnos y alumnas en general, porque es imposible que a la maquinaria le lleguen las necesidades reales y porque la maquinaria no pone ningún interés en que le llegue y porque si le llega, no pone interés en que se convierta en algo efectivo. Sobre todo efectivo… porque hace falta dinero y recursos de verdad para que la situación mejore. Y el que llegue, que se gestione bien…

No, no hay que esperar una pandemia para aparentar que nuestros niños están atendidos.

 

Mirad, honestamente, estoy hasta las pelotas de tanto postureo. Ahora, a 64 días de confinamiento me venís diciendo que hay niños a los que no hemos llegado y que por eso vais a abrir el programa de educación estival. Venga ya!!!

Sed honestos

Sed claros, sed honestos. Esta mierda, invento del maligno, no es más que una facha da en busca de los votos de aquellas familias que también quieren quitarse a Sus hijos en verano o de aquellas familias a las que convencéis de que lo mejor es que sus hijos den clasecitas de repaso. Porque si no te gusta el aceite de ricino, lo mejor es tomarse un bote entero.

 

Y me lo venden como que será una experiencia súper satisfactoria para mí, por haber estado tantos meses sin contacto directo con los niños (¿qué se creen? ¿Qué en verano nos vamos de piscineo y a comer juntos el bocata con la que está cayendo?). No decidan por mí qué es para mí mismo una actividad satisfactoria, por favor, no me estimen por tan tonto como para eso. No me manipulen. Que muchos de los que se apuntan no lo hacen por la satisfacción, sino por el dinero. Y lo entiendo, porque está mucho mejor pagado que las horas durtante el curso.Es más, los únicos casos que he conocido en que anifestaron cierto interés, únicamente tenían como razón el dinero. Es decir, que, al final, lo que se desprende de ahí es que intentan comprarnos hasta en nuestra toma de decisiones. No abogan pedagógicamente por una meta clara y real, sólo es una compra, relacionada con los posibles votos de familias que están agotados con sus hijos.

También hablan de la satisfacción para las familias que estarán súper agradecidas de atender las necesidades de sus hijos porque no han avanzado en la cuarentena. Venga ya, la satisfacción de muchas familais vendrá de quitarse a los niños de en medio, que vaya coñazo… que esto ha sido más largo que el verano!!

Pero qué mierda os creéis, ¿Qué los niños han estado de vacaciones? Alguno habrá, claro que sí, muchos se han pasado las tareas por el arco del triunfo, eso que se llevan; pero otros muchos han estado atosigados como nadie!!! Pero si gran parte del profesorado no ha parado de avanzar materia, aunque sea a un ritmo inferior.

 

Ustedes no tienen idea de cómo funciona un aula, un grupo, de cómo respiran, qué les gusta o qué les molesta. Y es imposible que lo sepan. No es malo, pero entonces no tomen decisiones electoralistas ante hechos realmente importantes. Y, sobre todo, no nos tomen por tontos, ni nos traten como a idiotas; los niños necesitan el verano, como lo necesitamos todos. Y este año, precisamente, quizás más. Demasiado que tal vez no haya mucha playa como para tragar un mes de clasecitas…

Que nadie ha perdido tres meses de su vida ni su futuro por no estudiar de forma presencial algunos conceptos

De verdad que no se ha perdido nada.

 

Mandé una tarea voluntaria que era una cápsula del tiempo. En ella había multitud de tareas diversas: recoger lo sucedido en un breve texto, guardar fotos del momento, escribir una carta a tu yo de esemomento, que tus padres te escriban una carta, señalar los tres momentos más importantes de la cuarentena… Nada de eso tenía obligatoriedad de entrega (porque entiendo que podía haber aspectos personales y familiares que no son asunto mío), sin embargo, de los que me mandaron algunas respuestas, todos, TODOS, repitieron una cosa: hemos podido pasar más tiempo en familia, me ha gustado poder jugar en familia, mis mejores recuerdos son cuando en familia…, nos hemos conocido mejor, nos queremos más… A pesar de que haya podido haber disputas y peleas, el recuerdo que les queda es ése.

No quiero parecer que me olvido de todos los casos en que las han pasado canutas, no, no quiero parecer un insensible; no he hablado de ellos porque el tema de hoy era el del Programa de Refuerzo Estival.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *