El amor es para el niño como el sol para las flores; no le basta pan, necesita caricias para ser bueno y ser fuerte.

Concepción Arenal

Lo que ya sabemos, que no solo se vive de pan, aunque también sea necesario. Hay mucho más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *