El miedo es muy sutil y se cuela gradualmente, reptando en nuestro interior de forma que nosotros ni siquiera lo notamos. Cuando miro a mi alrededor, veo que a muchos de nosotros nos han enseñado a tener miedo desde muy temprana edad, porque no creo que naciéramos así.

Anita Moorjani

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *