Etiqueta: Lo mejor de uno mismo

Cuando hay que improvisar hace falta un buen liderazgo.

Cuando hay que improvisar hace falta un buen liderazgo.

Pues, ciertamente, cuando hay que improvisar, como ahora se está haciendo en educación (y en otros ámbitos), hace falta un buen liderazgo.
 
Os dejo un vídeo de Bruce Springsteen. Sólo los buenos músicos, como los buenos maestros (o profes), pueden hacer estas cosas.
Aunque no lo parezca, os voy a hablar de educación. Y aprovechando que de nuevo empezamos tras la semana santa…

Leer más…

emociones: abandonado

Emociones: La educación no sólo es 2+2 = 4.

En mi anterior post sobre las emociones, os prometí que iba a escribir una segunda parte, una segunda experiencia que tiene que ver con seguir emocionándome. Una experiencia real, tangible, vivida en mis carnes hace tiempo y que me hizo volver a casa con lágrimas en los ojos por el sufrimiento de otra persona y por la alegría de haber dado algo de luz a una de esas personas que deambulan perdidas buscando lo que buscan todos: cariño. Te invito a leer este artículo, que no va a dejarte indiferente. Leer más…

Foto tomada de photl.

¡Qué suerte tienes con tus hijos!

¡Qué suerte tienes! es, en apariencia, una frase inocua y que, no obstante, según en qué contexto, a mucha gente molesta y hace daño.
Yo hoy lo voy a usar para el contexto de los hijos.
Esta entrada se la quiero dedicar hoy a mi hermana Carolina.
Cada vez que nos dicen ¡Qué suerte tenéis! ¡Vaya dos niñas!, mi mujer y yo solemos pensar lo mismo, a veces, incluso, lo expresamos a la persona que lo ha dicho:
Me vas a perdonar, pero suerte podría ser que nazcan sanos, todo lo demás son horas, horas, horas y horas de trabajo constante durante 24 horas al día, 365 días al año.
Miedo a brillar

Miedo a brillar

En la película Coach Karter, el entrenador Ken Carter se pasa la vida preguntándole a uno de sus jugadores: «¿Cuál es su mayor miedo, Señor Cruz?«
 
El señor Cruz, a su vez, se pasa su vida entre los entrenamientos y un «lo dejo, me voy a vender droga que me tratan mejor y gano mucho más dinero«. Es un gran jugador. Pero vive en un barrio horrible con unas estadísticas horribles. Negros o latinos que acaban encarcelados o muertos, negros o latinos que no estudian y solo juegan al baloncesto, negros o latinos que vende drogas… en fin, podéis haceros una idea. Es un barrio similar al de Mentes peligrosas, película mucho más conocida (o que yo conozco más…o que me gusta más Michelle Pfeiffer que el increíble Samuel L. Jackson). 
Esta peli está basada en hechos reales (no sé cómo de basado, pero sí, en hechos reales). En ella hay cosas de las que no participo, pero algunos fragmentos del guión son geniales.
 

Leer más…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y elaborar información estadística. Al continuar navegando aceptas su uso.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar