Enzo

La vida de Enzo: por fin una actividad fructífera!!

Quizás os estéis preguntando qué o quién es Enzo. No os preocupéis que en breve vais a saber de quién se trata. Sí, porque la respuesta es una persona… o, más bien, un personaje. Si se te ha cargado la foto de portada, ya sabes de quién estoy hablando.

Te cuento, ya verás qué experiencia tan chula estamos haciendo en clase.

Los lunes, de 09.15 a 10.15, mi compañera Aure y yo compartimos aula  con un grupito de unos 7 alumnos. La asignatura se llama Refuerzo de Lengua.

Y aunque seamos dos para 7 no os quiero ni contar qué compleja es ésa hora si queremos hacer las cosas de otra forma que no sea soltarles unas fichitas de ortografía o similares.

De entrada, nuestros alumnos, con la sensación, algunos de ellos, de que no saben hacer nada, nos dificultan cualquier idea.

Por otra parte, como parten de esa idea anterior, no sé si es que se esperan que pasemos de ellos o qué… El caso es que Aure y yo nos hemos pasado tooooodo el primer trimestre ideando, intentando, inventando, arriesgando… Y, para ser honestos, sobre todo ha estado Aure, que ya os he dicho más de una vez (y no me cansaré) que es estupenda y súper creativa.

 

El caso es que un día, sumidos ya en la desesperación, Aure llegó y dijo de repente en clase:

 

– Chicos, sacaros las cosas que llevéis en los bolsillos… incluso, si queréis, alguna cosa de las mochilas.

– ¿Qué? ¿Esto para qué es?

– Sacar las cosas.

A mí no me sorprendió mucho porque un día antes me comentó por whatsapp la idea que se le había ocurrido, como normalmente le sucede, de pronto.

Incluso hubo alguno que preguntó tímidamente si se podía sacar todo o… Sí, los móviles podéis sacarlos también, ya sabéis que para nosotros es una herramienta de trabajo también.

Enzo

 

Aure empezó a coger objetos y creó un muñeco de la nada, como cuando un mago se saca un conejo de la chistera.

La tarea de clase ahora consistiría en escribir sobre ese personaje. ¿Cómo se llamaba? ¿A qué se dedicaba? ¿Qué le había pasado? Sus orígenes, sus amigos, su familia… tooooodos los aspectos que creyeran necesario contar.

Cada uno haría su propia historia. Pero una tuvo más impacto que las demás.

Así nació Enzo. Y así lo contamos en fb

Si os fijáis bienen la foto, el torso de Enzo es una caracola de chocolate… según los alumnos, es la tableta de chocolate del propio Enzo, jeje.

Ni Aure ni yo podíamos imaginar que esto iba a traer bastante cola.

Por fin habíamos dado con la tecla que enganchó a estos chicos y ahora no podíamos desperdiciar este recurso tan estupendo.

Al lunes siguiente, Aure volvió a echarle cara al asunto y repitió lo mismo que había planteado la semana anterior.

Y entonces llegó él, la mala compañía… el tentador… Rodolfo el kioskero

Rodolfo, el kioskero

Rodolfo, el kioskero

 

 

 

Y como no podíamos quedarnos ahí, tras las vacaciones de Navidad tiramos aún más de este hilo… y, entonces, llegó la abuela, la persona que crió a Enzo, la que se hizo cargo de él para criarlo, quererlo y sacar lo mejor de él.De nombre, Guadalupe.

La abuela de Enzo

La abuela de Enzo: Guadalupe

 

Fijáos qué poca tecnología nos ha hecho falta para esto. Ahora bien, si el universo lo considera oportuno… haremos uso de las tics a partir de una de las siguientes clases. La idea es hacer algo así como un programa de radio.

Si el tiempo lo permite (y las tics del centro también, además de los móviles) la idea de Aure es utilizar aplicaciones como “Spreaker” o similares para crear un programa de radio en el que contar las historias de Enzo y de los personajes que lo rodean en su día a día… También utilizaremos para ello editores de audio, fabricantes de sonidos y hasta un cambiador de voz con efectos!!!!

¡¡Estas cosas pueden dar mucho juego!!

A ver qué tal avanzamos con esta actividad. De momento hemos captado la atención de nuestro alumnado y, sobre todo, ellos han captado nuestra atención sobre su trabajo. No tienen una ortografía buena, no redactan perfectamente, tienen carenciasy hay que corregirles un montón de cosas a veces… sí, todo lo que queráis decir, pero el potencial que tienen y cómo lo están sacando y la forma en que algunos de estos alumnos se vienen arriba con las historias de Enzo… éso no tiene precio de ningún tipo.

Aure y yo estamos disfrutando también mucho. Y yo no dejo de dar gracias por tener una compañera que encaja con mis horizontes laborales, con la que trabajar a gusto, con la que dejar volar la imaginación de cada uno y recoger la cosecha de la locura de ambos…

Espero que Aure y yo os hayamos inspirado para realizar alguna actividad emocionante. Si así fuera, no dejéis de escribirnos y contárnosla.

 

 

(Visited 139 times, 1 visits today)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *