Mujer

La mujer (in)visible: su huella en la sociedad.

La mujer (in)visible es un grupo de trabajo que tengo la suerte y el honor de coordinar en mi instituto.

¿Quieres saber más? Te invito a seguir leyendo.

Hoy quizás me extienda un poquito, pero creo que la ocasión lo merece con creces.

Después de varias intentos para trabajar en grupo y de diversos fracasos, este año un grupo de profesores y profesoras decidimos trabajar en torno a un tema. Tras estudiarlo, se decidió trabajar sobre la mujer y la ignorancia y el desprecio en el que se ha visto tantas veces en la historia. Y así, tras mucho pensar, decidimos llamar a nuestro trabajo como reza el título de este post y que te vuelvo a poner aquí con un enlace a la información recogida oficialmente:

 

La mujer (in)visible: su huella en la sociedad

 

Y, ¿por qué este título? Muy sencillo. Desde tiempos inmemoriales, la historia, normalmente, ha sido escrita por hombres y para hombres. En el transcurso de la misma, ha habido muchísimas mujeres que han sido condenadas, acusadas, menospreciadas, ignoradas y un largo etcétera de adjetivos. En toda la historia, las mujeres han aportado muchas cosas, sin embargo, no se les ha dado valor alguno. Han sido invisibles.

Nosotros queremos quitar ese “in” (por eso lo ponemos entre paréntesis) y hacer visibles a todas esas mujeres. A todas, francamente, es imposible que lleguemos, pero sí a todas las que podamos. Habrá miles de ellas de las que ni siquiera se sabrá nunca en la vida, pero hay otras muchas que sí que son o fueron importantes y aportaron más que su quehacer diario, su maternidad o su matrimonio (que no es poco en los tiempos que han corrido ya…). Queremos que la mujer sea visible y queremos dejar ver en nuestro alumnado cuál ha sido su huella en la sociedad y en el tiempo. Sí, sí…  [tono irónico] ya sabemos que ha habido mujeres muy malas y hombres muy buenos, pero como eso ya está muy manido, queremos dar la vuelta a la torilla esta vez.

No estamos hablando sólo de Marie Curie o de Hipatia de Alejandría. Estamos hablando de aquellas que realmente nos vemos en la texitura de desenterrar cuál fue su aportación al mundo. Hablamos de Margarte A. Wilcox, de Zazel (el primer “hombre” bala), de Elizabet Magie (y de cómo le robaron su gran invento), de Maria Telker y Eleanor Raymond, Anna Connelly, Leticia Geer, Florence Parpart, Nancy Johnson, Ada Lovelace, Maria Beasely, Shirley Jackson, Hedwig Eva Maria Kiesler, Marie Van Brittan Brown, Margaret Knight, Alice Parker, Stephanie Kwolek, por supuesto, la evolucionista Lynn Margulis, y, además, escritoras, cantantes, músicas, investigadoras, sufragistas… y un sinfín más, incluída Ninkasi, la diosa sumeria de la cerveza, porque, señores, según parece, la cerveza fue también un descubrimiento de mujeres, aunque  es tan, tan antiguo, que no se termina de concretar el nombre de una de ellas, pero sí se sabe que tenían una diosa de la cerveza!!!!

Vamos a trabajar el papel de la mujer en la Revolución francesa; en Gran Bretaña con las sufragistas; vamos a trabajar con Gloria Fuertes y el cómic-Historia de mis tetas, un cómic sobre mucho más que el cáncer de mama; el tristemente  famoso incendio de la fábrica de confección de camisas Triangle Waist Co.; la película Hairspray; las hermanas Austen; Belle; Madame de Barras; Camille Claudel, Frida Kahlo, Berthe Morissot (arte), Rosa Luxemburgo, (política); en algunas tutorías se trabajará también con la película Quiero ser como Beckham; el bordado y el arte… Estamos en ello y nos faltan años para trabajar aún con mayor profundidad todo esto, pero adonde lleguemos, llegaremos y lo que aportemos, aportaremos. Esto, como diría la mencionada Gloria, es para los niños. Y en ese afán trabajamos.

En el grupo estamos profesores de diversas asignaturas: Matemáticas, Geografía e Historia, Educación para la Ciudadanía, Física y Química, Plástica, Inglés, Música, Lengua y hasta el departamento de Orientación.

En nuestras clases, de formas muy dispares y diferentes, vamos hablando de la importancia de las mujeres en el desarrollo vital de este mundo en sus distintas disciplinas. Y lo que descubrimos todos es increíble.

Nuestra compañera de Física y Química, por ejemplo, incluso se ha comprado un libro lleno de historias de mujeres científicas que han sido desplazadas, o ha trabajado en clase cuántos premios Nobel mujeres ha habido o, incluso, va a intentar averiguar con sus alumnos el número de investigadoras en efectivo que existen ahora mismo o por qué, llegada cierta edad, desciende considerablemente el número de ellas en el CSIC, por ejemplo.

Mujeres músicas, escritoras, pintoras o artistas en general, algunas tachadas de locas, otras ignoradas… Mucho material hay ahí. Incluso, en el aspecto musical y letrista, el análisis del desprecio a la mujer y su cosificación en algunas canciones o estilos musicales que habría que dinamitar por completo.

Y en esas estábamos cuando se nos ocurrió presentar una propuesta para el MaF.

¿Qué es el MaF? http://static.malaga.es/malaga/subidas/imagenes/1/5/arc_209051_g.jpg

Hace unos años, desde el Festival de Cine de Málaga, decidieron realizar durantes las tres semanas previas al Festival, un jaleo cultural de dimensiones extraordinarias en el que se incluían todo tipo de actividades relacionadas con el mundo de la cultura y del cine. Los del MaF pensarán que he sido muy parco en mi explicación, pero puedes saber más viajando por los enlaces que te he dejado atrás o pinchando en la foto. El MaF ha ido creciendo considerablemente en expectación y en calidad. Se llegaron a realizar más de 300 actividades en una de sus ediciones. Ahora prefieren concentrarlo en algunas menos. Este año se dan más de 150 propuestas culturales que tienen al cine como argumento, como inspiración de otras formas creativas y artísticas. Actividades que entroncan con el cine, la música, la literatura, la gastronomía, el arte y las artes escénicas.

El caso es que nos aceptaron la propuesta. Al MaF le gusta trabajar con centros educativos, al MaF y al Festival de Cine le gustan los niños porque son la cultura del futuro. Y eso me parece algo precioso y muy grande, porque, como dijo el propio Juan Antonio Vigar (director del Festival de Cine) en la presentación  del MaF: “dar estas alas a los niños es hacerles volar cultos y libres“. El MaF no son solo los grandes artistas (que los hay también, por supuesto), sino que tiene cabida para el arte en un sentido holístico y amplio como pocos.

 

¿Y en qué va a consistir nuestra propuesta?

En una exposición y en una mesa redonda.

A nuestra profesora de plástica se le ocurrió la genial idea de hacer un homenaje al Festival de Cine y sus 20 ediciones con una muestra de dibujos de los alumnos a partir de las libres interpretaciones que ellos hicieran de los diferentes carteles que ha tenido el Festival cada año. La novedad era que algunas partes de esos dibujos, además, iban a ir bordados. Es una técnica que la profe ha usado en otras ocasiones y que nos pareció muy original por varios motivos:

  • la originalidad per se y en sí misma.
  • las posibilidades que daba al grupo de trabajo de tratar con los alumnos que el bordado no es una cuestión de género, sino un arte de quién se quiera acercar a él; y que el bordado no es de mujeres (aunque los considerados como los mejores sean hombres… como con la cocina y otros ámbitos.https://pbs.twimg.com/profile_images/804647696980123652/OcWBnQNF.jpg..)

Y, con las mismas, y gracias a la colaboración del CEP de Málaga, propusimos una mesa redonda de mujeres en relación con el tema del cine. La idea original era que esas mujeres hablaran de sus dificultades en el mundo del cine (audiovisual en general) sólo por el mero hecho de ser mujer. Estamos hartos de ver desde hace años cómo muchas actrices son ignoradas en Hollywood una vez que cumplen los 40 (y ya empieza a darse también por aquí, como podéis leer por aquí) o de cómo la única directora de cine de animación de España, y con dos Goyas, renuncia porque está harta de cómo se vive en este tipo de situaciones.

Nosotros, gracias al MaF, hemos preparado una mesa redonda con dos actrices y una directora:

  • Mara Guil
  • Tania Mercader
  • Macarena Astorga (de la Asociación CIMA: Asociación de mujeres cineastas y de medios audiovisuales)

y, por enlazar con el título del grupo de trabajo, lo hemos llamado La mujer (in)visible: su huella en el cine. Y justo aquí abajo os dejamos el cartel de la actividad, realizado a partir de uno de los dibujos de nuestros alumnos. En la foto no se aprecia bien, pero el camino está bordado entero en sus extremos.

 

A Mara y a Tania las conozco y son dos mujeres impresionantes. E insisto en la idea de que “son”, porque aludo a su esencia, a la persona que hay en ellas. A Macarena… deseando estoy que llegue el próximo 8 de marzo para conocerla y escucharla también.

 

No me quiero enrollar más; con esto, creo que, aunque un poco extendido, os podéis hacer a la idea de lo que queremos hacer con nuestros alumnos, de lo que queremos que se lleven de aquí este curso, de que valoren las personas por lo que son, no por su género, por su belleza, por fachadas y exteriores, porque, al final, cada cual se retrata tal cual es, independientemente de su género.

 

 

La mujer (in)visible

La mujer (in)visible

 

 

 

(Visited 398 times, 1 visits today)

3 Comentarios

  1. Pilar Grund says:

    Me encanta!!!!
    De verdad!!!!
    Deseando estoy veros en acción y contagiarme de tan buen espíritu

  2. Pingback: Las mujeres en el cine: las mujeres (in)visibles - Álvaro L. A.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *