huelga de deberes

Huelga de deberes y derechos

La huelga de deberes es un derecho, no un deber, por tanto, el que quiera la secunda, el que no, pues no, pero la respeta, como todas las huelgas.
Y lo digo porque parece que también se están poniendo en práctica técnicas perversas  con renglones torcidos que más parecen una huelga de derechos: el de atacar y prohibir a aquellos con los que no estoy de acuerdo.
Así, pues, me lanzo a la piscina:

 
1. Que las huelgas son libres de seguirse o no una vez que haya una convocatoria oficial. Secundarla o no es un derecho, en ambos sentidos y no deberían existir reprimendas o contraataques de ningún tipo.
 
2. Que creo que la gente está muy confundida. Que me han llegado ya varios mensajes de la importancia del trabajo, del hábito, del tesón, de lo bien que les fue a muchos con el sistema educativo, de que hay que respetar y obedecer siempre, de que si no estamos de acuerdo es mejor callar…
 

¡Que no se pueden confundir churras con merinas, señores!

Que parece que los que no queremos deberes somos una panda de vagos y maleantes que queremos una paguita y que nos mantenga el estado. Ya escribí, desde otra perspectiva, de este tema.
 
Me parto la espalda a diario, como tantos millones de personas, para hacer mi trabajo lo mejor que sé y puedo, con el mayor interés y esfuerzo, que tengo días buenos, días fantásticos y días malos, innovo, creo grupos, leo, estudio, hago cursos que me cuestan una pasta (que los de la junta a veces no cumplen mis expectativas o mis necesidades concretas, otras veces sí), que me involucro, dedico más tiempo del que me corresponde (insisto, como otros muchos, no soy especial, o sí).
 
Que no se trata de instaurar la vagancia, que no se trata de no aprender, sino todo lo contrario:
– Que no se puede atosigar todo el día a los niños
– Que no es sano tener ingenieros aeronáuticos con 10 años, o con 13 o con 5 de forma antinatural y sí forzada
– Que no es normal que los niños no tengan una vida más allá de su escuela o formación.
– Que cuando son los mpadres unas personas implicadas en la educación de sus hijos, no se les deja la responsabilidad al maestro, sino que se les pide dicha responsabilidad, como en cualquier trabajo.
– Que en los casos anteriores, no son los mpadres los que colaboran con el colegio, si no al revés, son los maestros los que colaboran con esos mpadres.
– Que si me mandan a un curso de 6 horas seguidas, yo no aguanto, porque es imposible mantener la atención tanto tiempo (salvo que sea algo que me mega encanta de la muerte).
– Que en los cursos de profesores, siempre hay gente hablando, de cachondeo, montando jaleo… porque es normal, no hay quien aguante tanto tiempo al 100%, ni niños ni adultos.
– Que cuando después de un montón de horas currando (en el centro o fuera de él) doy por terminada mi labor, me apetece descansar, desconectar, reconectar conmigo, mi familia, jugar, divertirme, ver una peli, tocar un instrumento…
– Que tras seis horas de trabajo, los niños tienen derecho a hacer otras cosas, no a ser obedientes para que cuando sean mayores sigan produciendo de la misma forma y sin rechistar.
– Que en 6 horas se pueden hacer muchas tareas, no hace falta mandarlas para casa.
– Que con 18 ejercicios de lengua en un fin de semana no se va a mejorar el rendimiento lingüístico de una persona, así, por las buenas.
– Que todo lo anterior no implica ser unos vagos rastacueros y caraduras que se visten de morado.
– Que si estás de acuerdo con esto, muy bien. Y si no lo estás, muy bien también; pero te posiciones donde te posiciones, no vale criticar destructivamente, insultar, menospreciar, minusvalorar… eso son recursos muy simplones y tontos que no te hacen merecer ni el más mínimo respeto. Argumenta. Con respeto, eso sí, aunque no estemos de acuerdo.
– Que…
– Que…
Te pediría, si has llegado hasta este punto de este post, que, si se te ocurren más “ques” con los que continuar los puntos suspensivos, los escribas tú misma, aquí abajo, en los comentarios, para que nos sigamos enriqueciendo. Yo no he querido extenderme ya más de lo que lo he hecho.
Apórtame cosas, que aún hay muchas que se me escapan y me hace falta que me las digas. Te invito.
Etiquetas /

20 Comentarios

  1. Que cuando un niňo muestra interés por algo y se le deja desarrollar, brilla con luz propia.
    Gracias por el post Alvaro, totalmente de acuerdo, la huelga es un derecho.

  2. . Que algunos se indignan con la huelga considerándola un ataque a la docencia pero se convierten en meros aplicadores de libros de texto o guías didácticas; y eso sí es jaque mate a la profesión.
    – Que los deberes iguales para todos es el peor ejemplo de cómo NO atender la diversidad del aula: una exigencia ineludible para el docente del siglo XXI.
    – Que si en mis clases no todos los alumnos/as hacen lo mismo y al mismo tiempo ¿por qué habrían de hacerlo en sus casas?

  3. Que eres grande!

  4. Que algunos deberes pueden llegar a generar desigualdad: si me ayudan, si tengo apoyo, si papá o mamá están en casa para acompañar el proceso,… ¿y qué sucede con los niños que no tienen toda la tarde ¿libre? para hacer los deberes: Los que no están acompañados, los que van a otras actividades, los que van de casa en casa para cubrir los horarios laborales de sus padres,…
    ¿Y qué sucede con los padres que sí quieren pasar tiempo con sus hijos leyendo lo que les de la gana? ¿O los que quieren ir juntos a la piscina? ¿O los que disfrutan preparando la cena juntos? ¿Esos padres y madres no son adultos responsables para tomar decisiones en su propia casa sobre cómo pasan su tiempo familiar?

  5. Que hay vida después del cole y mientras más tareas escolares tengan los niños después de clase, más rechazo sentirán hacia los estudios.

  6. Además de todo lo dicho…
    —Que la huelga no es contra los docentes sino a favor de los niños

    • Esta apreciación me parece fantástica, porque aporta un matiz muy concreto de respeto. Ciertamente la huelga es a favor de los niños, como manipule cada cual su argumento con sus niños es otra historia.
      Muchas gracias, María José.

  7. Que las madres y padres queremos educar a nuestros hijos no solo con conocimientos: queremos que los fines de semana puedan estar con sus primos, abuelos, tíos y el resto de la familia o amigos, que los conozcan, que aprendan a expresar sus sentimientos sin censuras en un entorno favorable como es la familia, que vivan otras realidades y tengan la posibilidad de decidir y negociar con otros, (cosa que no pueden hacer en el colegio generalmente).

  8. Que estamos robándoles la infancia a nuestros hijos.La edad adulta es muy larga y nuestra infancia nos marcará toda nuestra existencia.Que un niño aprende jugando, disfrutando con lo que hace, sólo aprende motivado y con el sistema educativo actual es difícil(libros de texto frecuentemente incomprensibles y aburridos, clases rígidas y magistrales con poca participación activa por parte de los alumnos…) Que sólo un niño CONTENTO aprende.Y que hay vida fuera del colegio.Frecuentemente aprenden más viviendo y experimentando que dedicando hora inútiles a repetir ejercicios aburridos que no les aportan nada.Que un niño necesita tener tiempo para vincularse y disfrutar con su familia y para JUGAR, el método que se ha demostrado más eficaz para aprender en diversos estudios…Que los deberes suelen crear hastío y desmotivación por el colegio y conflictos familiares que repercuten y condicionan las relaciones familiares.Que ningún adulto podria aguantar las horas de trabajo de un niño. Un niño necesita correr, jugar, disponer de tiempo para estar con su familia, hacer actividades más creativas fuera del entorno escolar…y todo ello le hara ser un ADULTO sano y equilibrado.Ahora le toca ejercer de NIÑO,y nosotros le estamos robando ese derecho.Gracias.

  9. Que la infancia es la etapa más corta de la vida y nuestros hijos deben jugar y disfrutar con su familia. Esto les hará ser adultos mentalmente saludables.

  10. Que no se deberían imponer algunas obligaciones a edades tan tempranas como pasa con este tema de los deberes… luego llegan a secundaria desmotivados, sin saber qué quieren estudiar…asqueados ya del sistema. Los que hemos pasado por el sistema, ya conocemos lo malo y lo bueno del mismo…¿de verdad queremos seguir potenciando aquello que solo sirve para desmotivar más que para encender la llama de la curiosidad?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *